BREVE RELATO DE MI LARGA VIDA

Google+ Followers

domingo, 13 de junio de 2010

HUMOR

Mi amiga Clementina de BLOGUEROS MAYORES nos envió esta anécdota, que me pareció muy cómica, y por eso os la muestro.
Las gafas
Un amigo mío se fue a Madrid, y sabiendo que su novia necesitaba unas gafas, al pasar por una óptica entró, después de ver unas cuantas gafas se decidió y compró unas muy bonitas y elegantes.
La dependienta se las envolvió, y pagó la cuenta, pero al marcharse, en lugar de coger la caja con las gafas, se llevó por error otro paquete similar que había al lado, y que contenía unas bragas que alguna cliente de la óptica había olvidado.
Mi amigo se fue directamente a correos y la envió la caja a su novia junto con una carta, sin darse cuenta de la equivocación.
La nova al recibir el paquete se quedó perpleja por su contenido, y así que leyó la carta, esta decía.
Querida mía: Espero que te guste el regalo que te envío, sobre todo por la falta que te hacen, ya que llevas mucho tiempo con las antiguas, y estas son cosas que se deben de cambiar de vez en cuando.
Creo a ver acertado con el modelo, La dependienta me dijo que eran la última moda y me enseñó las suyas, que eran iguales, entonces yo para ver si eran ligeras las cogí y me las puse allí mismo, no sabes como se río la dependienta, por que estos modelos femeninos en los hombres quedan muy graciosas y más en mi. Que tengo unos rasgos alargados.
Una chica muy mona que había allí me las pidió, se quitó las suyas y se las probó para que yo viera el efecto que hacían, Las vi estupendas, y me decidí y las compré. Póntelas y enséñaselas a tus padres y hermanos, en fin a todo el mundo a ver que dicen.
Al principo te sentirás muy rara, acostumbrada a ir con las viejas y más ahora que has estado un tiempo sin llevar ningunas, si te quedan pequeñas me lo dices para cambiarlas, ya que te pueden dejar marca y cuando te las quites para ir a la calle, todo el mundo va a notar que no las llevas.
Ten cuidado también que no te queden grandes, no sea que al ir andando se te caigan, llévalas con cuidado y sobre todo no vayas a perderlas, ya que tienes la costumbre de llevarlas en la mano para que todo el mundo vea tus encantos.
En fin espero que te gusten tanto como a mi, solo estoy deseando vértelas puestas y observar los encantos que se esconden tras de ellas.
Creo que es el mejor regalo que podía hacerte, cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SE AGRADECEN TUS COMENTARIOS